enfermedades parte 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

enfermedades parte 2

Mensaje  Gentil Trujillo el Vie Jun 13, 2008 6:08 am

BRUCELOSIS
Es una enfermedad contagiosa ampliamente difundida que afecta a los bovinos, cerdos, ovinos, perros y aún al hombre.
Síntomas:
El signo predominante en las hembras es el aborto y la inflamación de los testículos en el macho. En la hembra el aborto se presenta hacia la segunda mitad del embarazo, seguida de retención de la placenta e infección del útero (Metritis), que puede causar la infertilidad permanente de la vaca. Los animales infectados son la principal fuente de la diseminación de la enfermedad al contaminar con sus secreciones los pastos, al contacto mediante la monta, o por operarios que manejan los ganados.
Control:
Donde la enfermedad es frecuente y se ha confirmado (mediante pruebas de Laboratorio) además de la eliminación de los animales positivos, se recomienda la vacunación de todas las hembras mayores de tres meses de edad, por una sola vez en la vida. NO se deben vacunar animales machos así sean para la reproducción. Además de la eliminación de los animales positivos, la higiene es una práctica indispensable como la destrucción de placentas, fetos y secreciones uterinas. Todo animal nuevo en la granja debe ser sometido a la prueba antibrucela. Además de la anterior causa de aborto, en los animales existen otros agentes de tipo viral, traumático, intoxicaciones o deficiencias minerales capaces de afectar al feto, la producción y la vida reproductiva de los animales.
En los casos de abortos ocasionados por virus se debe hacer las confirmaciones a nivel de Laboratorio con la ayuda de veterinarios especializados.
En casos traumáticos debe revisarse las prácticas de manejo de los ganados y casos de deficiencias por minerales (Ca, P, Mg, Mn, Cu, Fe) debe procurarse el suministro permanente de una sal mineralizada adecuada a las condiciones del medio (Relación: suelo/planta/animal). La pobreza de los suelos y consecuentemente de los pasto de algunos de estos elementos minerales afectan el desarrollo normal del feto, la producción de leche de la vaca lactante y la ganancia eficiente de peso en los animales de carne.
Tratamiento:
Coadyuvante en la recuperación de los animales por estas causas VICAR le ofrece al ganadero sus productos HEMATURINA, CACODIL, NOVAFOS que contiene Calcio y Fósforo orgánicos de asimilación rápida.
• La brucelosis además de producir terneros débiles a no término, ocasiona retención placentaria (pares) en cuyo caso se debe usar HORMOFISINA por vía intramuscular o intravenosa a las dosis indicadas.
• Cuando esta se encuentra asociada con infección uterina evidente (pus) se recomienda inyectar intravenosamente QUIMFAR XX*22 y OXITETRACICLINA VICAR por 2 ó 3 días seguidos.
• El útero debe tratarse con soluciones antibióticas como UNIMAST, OXITETRACICLINA VICAR, VICARPEN o PANAMICINA L.A por 2 ó 3 días seguidos, aplicadas bajo las más rigurosas condiciones de aseo y precaución, a las dosis indicadas.
• Para la recuperación de mucosas y de la fertilidad la VITAMINA A+E es recomendada.
• Como antiinflamatorio se debe utilizar el FADYNE A4 que reduce las inflamaciones de mucosas y piel, baja la fiebre, reduce el dolor y evita el shock desencadenado por un excesiva respuesta en las defensas. Debe recordarse que el hombre puede contaminarse por el manejo descuidado de ésta enfermedad.
• La mejor medida es eliminar los animales diagnosticados como verdaderos positivos.
• Para el control de Brucelosis bovina en áreas con alta prevalencia, se recomienda la vacunación masiva de terneras, una sola dósis aplicada oportunamente protege por toda la vida al animal.
. Un programa de vacunación de hembras de 3 a 9 meses junto con medidas de aislamiento y desinfección adecuadas conduce la eliminación de la Brucela en la hacienda.

CARBON BACTERIDIANO
El Carbón Bacteridiano, Antrax, Carbunco o Peste rayo, es una enfermedad Hiperaguda caracterizada por los signos finales como son la MUERTE FULMINANTE o súbita y la aparición de emisiones hemorrágicas por el recto y fosas nasales, con gran congestión ocular.
El Carbón Bacteridiano es una enfermedad muy peligrosa por ser altamente contagiosa y muy difundida en todo el país. Ataca de preferencia a los animales adultos bovinos, pero también a los caballos, mulas, ovejas y cerdos. Además de los animales, el hombre es susceptible a la enfermedad.
La causa del Carbón es un bacilo que tiene la propiedad de transformarse en esporas muy resistente al medio ambiente, temperatura, desinfectantes y viables en el suelo (hasta por 90 años) que al ser ingerida por los animales pasan a los animales provocando la enfermedad.
Debido a esta resistencia de las esporas, la infección una vez introducida en una hacienda permanece por muchos años y es casi imposible eliminarla.
Síntomas:
La forma AGUDA del Antrax puede durar hasta 48 horas y se caracteriza por aumento de temperatura corporal, excitación seguido de depresión, fallas respiratorias y cardíacas como taquicardia, jadeo, convulsión y muerte; las vacas preñadas pueden abortar y la producción de leche baja sustancialmente.
La forma CRÓNICA de lesiones locales confinadas a la lengua y a la garganta se observa especialmente en cerdos, pero también se observa en bovinos, equinos y perros.
Sí, se presentan síntomas en tres (3) estados, el más común se identifica en forma aguda.
Control:
El control de la enfermedad se lleva a cabo mediante vacunación e higiene. El único procedimiento seguro para evitar las pérdidas enormes ocasionadas por el Carbón Bacteridiano, es practicar a tiempo y con regularidad la VACUNACION de todo el ganado de la hacienda. Vacunación de todos los animales a partir de los tres meses de edad ( si la zona es endémica, se revacuna a los 15 días) y esta vacunación debe hacerse sistemáticamente cada año, mientras el animal viva.
La HIGIENE es necesaria para el control de la enfermedad y se debe eliminar los materiales infectados, los cadáveres por antrax no se debe practicar la necropsia para evitar la propagación de las esporas; se debe enterrar y cubrir con cal viva, luego tapar con tierra y colocar mas cal viva. Hacer una desinfección inmediata, se debe evitar el contacto directo con el bacilo utilizando guantes que luego se incinerarán.
Tratamiento:
• Aunque rara vez se curan los animales que presentan síntomas avanzados, en etapas iniciales es posible una recuperación con penicilinas en dosis altas.

. El microorganismo es sensible a los antibióticos por lo tanto puede tratarla con SULFAMETAZINA, OXITETRACICLINA, VICARPEN O PANAMICINA L.A, siendo el primero el de elección para la enfermedad, conjuntamente con la administración intravenosa de suero anticarbunco de 100 a 250ml diarios.
CARBON SINTOMATICO
Enfermedad infecciosa causada por una bacteria (Clostridium) que provoca la inflamación de los músculos, toxemia grave y mortalidad elevada; todos los vertebrados son susceptibles de sufrir la enfermedad.
El Carbón Sintomático es una enfermedad infecciosa que ataca principalmente a bovinos y ocasionalmente a ovejas, cabras y cerdos.
Suele atacar con mayor intensidad a animales de 6 meses a 2 años de edad, a animales con enfermedades inmunosupresoras (leucemias) o sometidos a crecimiento intensivo. Raras veces ataca los ganados adultos o a las ovejas.
Esta enfermedad esta difundida en el país y ocasiona perdidas considerables entre los terneros. La enfermedad es conocida por los ganaderos con los nombres de "Vejigón" de los terneros, "Pierna Negra" "Mancha" "Patanegra".
Síntomas:
Si el animal no esta vacunado contrae la infección a través del pasto, en los abrevaderos, o por laceraciones, o heridas abiertas. La enfermedad se caracteriza generalmente por la aparición de tumores o hinchazones crepitantes en el cuello, en la paleta y/o en la cadera. Muchas veces el animal anda cojo y tarda uno o dos días en morir.
Al pasar la mano por encima del tumor se produce un ruido crepitante como de pergamino.
Poco antes de la muerte los animales presentar rigidez de los miembros, el curso de la enfermedad es de tipo agudo.
Control:
El mejor control se obtiene vacunando todos los años a animales susceptibles.
En razón a que el curso de la enfermedad es rápido y fatal, para evitar las pérdidas debidas al Carbón Sintomático, se debe practicar la vacunación preventiva de todos los terneros de la hacienda con vacuna contra Carbón Sintomático, aplicada subcutáneamente (debajo de la piel); con raras excepciones el ternero no es susceptible a la infección hasta dos meses de edad.
El período de más susceptibilidad es de los 6 a los 18 meses de edad, a partir de ésta generalmente el animal adquiere una resistencia natural a la enfermedad. La Vacuna contra el Carbón Sintomático de los terneros se debe aplicar de los tres (3) meses de edad en adelante; antes de esta edad el organismo del animal no tiene la capacidad para producir una inmunización eficaz.
Tratamiento:
El Carbón Sintomático permite un tratamiento con antibióticos como el VICARPEN, OXITETRACICLINA, PANAMICINA L.A. por vía parenteral en dosis altas.
En períodos de convalecencia largas se utiliza tónicos orgánicos como CARDIOTON, NOVAFOS, GLUCONATO DE CALCIO, CACODIL, HEMATURINA o STROGEN

COCCIDIOSIS
Diarrea de sangre en los animales domésticos.
La coccidiosis es una enfermedad muy extendida en todo el país, especialmente en los climas cálidos, la enfermedad es causada por un parásito microscópico (Eimeriae Isospora) que produce una fuerte inflamación de la mucosa intestinal con ruptura de las células, ocasionando una diarrea serosa, negruzca conocida por los ganaderos con los nombres de "Disenteria", "Diarrea roja", "Curso Negro" y "Diarrea de Sangre" y que tiende a afectar los ganados en forma colectiva. Se transmite por el consumo de aguas, pastos y alimentos contaminados.
Síntomas:
De la Coccidiosis son diarrea y hemorragia intestinal, fiebre, deshidratación, enflaquecimiento y con frecuencia muerte; se presenta en bovinos, ovejas, cabras, conejos, aves, perros y gatos y afecta a animales jóvenes. El curso de la enfermedad es muy rápido, a veces los animales pueden durar más tiempo y recuperarse cuando se les administra un tratamiento adecuado.
La coccidiosis es una enfermedad muy grave, cuando no se le da un tratamiento indicado produce la muerte en mas de un 50% de los animales enfermos.
No es extraño determinar que esta enfermedad coexista con otro parasitismo gastrointestinal.
Control:
De la coccidiosis es evitar condiciones antihigiénicas, humedad en los pisos, camas, establos, gallineros, conejeras sobre todo después de una tensión nerviosa debido al destete, traslado, cambios súbitos de alimentos o condiciones climáticas bruscas.
La humedad y temperatura baja favorecen la diseminación de la enfermedad, la Coccidiosis se confirma mediante hallazgo en las materias fecales mediante pruebas de laboratorio.
Tratamiento:
Terneros: Administrar por vía oral diariamente mañana y tarde, de 1 a 2 sobres de COCCIDINA o AMPROGAN, en media botella de agua fresca hasta la curación, generalmente en dos días de tratamiento se obtiene una completa mejoría.
La SULFAMETAZINA por vía oral resulta de gran utilidad.
Cuando la mortalidad por esta causa es muy alta el uso combinado de COCCIDINA y QUIMFAR XX*22 está indicado.
Para complementar el tratamiento de otros parásitos, que pueden estar presentes, aplicar posteriormente una dosis de BOVIPUR, BOVIPUR 25% CO, LEVAMISOL 7.5% y al 15%, o VIMEC subcutáneo a las dosis indicadas.
MAMITIS O MASTITIS
Es la inflamación total o parte de la ubre o glándula mamaria.
La Mastitis es una enfermedad contagiosa debida al mal manejo del hato en el preordeño, ordeño y postordeño.
Se presenta de dos formas:
Clínica (Aguda-Crónica) y Subclínica.
Se conocen dos tipos: Mastitis primaria causada por muchos agentes infecciosos como:
Bacterias, Streptococus agalactiae, S. dysgalactiae, S. uberis, S. pneumoniae, Staphylococcus aureus, Corynebacterium pyogenes, C. bovis, Pseudomona aeruginosa, Fusobacterium sp, Mycobacterium tuberculosum, Pasterella multocida, E. coli, Micoplasma sp.
La Mastitis secundaria se presenta en el transcurso de enfermedades infecciosas como Brucellosis, Fiebre Aftosa, etc., e infecciones causadas por Hongos , Levaduras y traumatismos.
Síntomas:
Dependiendo del agente causal y resistencia al tejido mamario, puede haber o no alteraciones en el tejido glandular, por lo que el diagnóstico está sujeto hoy en día a diversas pruebas indirectas. Se presenta desde una inflamación aguda hasta fibrosis y toxemias graves.
La Mastitis Clínica se caracteriza por los cambios visibles en la ubre y en la leche.
Manifestaciones Agudas con inflamación de la ubre se torna dura, dolorosa y caliente, la leche con aspecto purulenta o sanguinolenta. Crónica, cuando no es bien tratada la forma aguda, el tejido glandular de la ubre es reemplazado por tejido fibroso. Inicialmente la leche se nota con grumos, en los días siguientes estos se van haciendo más grandes hasta obstruir por completo el canal del pezón.
El cuarto afectado esta ligeramente hinchado, caliente y muy sensible.
Mas tarde, al cabo de unos cuatro días, es difícil ordeñar el cuarto enfermo porque el canal del pezón se encuentra tapado completamente por masas gaseosas de color amarillento o rojizo.
A medida que la enfermedad avanza se pueden infectar mecánicamente por el ordeñador los cuartos restantes produciendo fiebre y malestar general y no es raro que se presente una septicemia (paso de los microbios a la sangre) que determina rápidamente la muerte de la vaca enferma.
Control:
Un programa eficaz puede ser disminuyendo la duración de la infección tratando todos los cuartos de todas la vacas en período seco, tratar los casos clínicos a medida que se presentan y descubrir los casos clínicos crónicos.
Y reducir el índice de infecciones nuevas lavando los pezones después de cada ordeño, mantener el equipo de ordeño limpio antes y después del ordeño, lavar ubres antes y después de cada ordeño. Las ubres de los animales deben lavarse para evitar el barro y las heces fecales.
El ordeñador debe tener las manos limpias.
Tratamiento:
La forma Clínica Aguda debe ser tratada con antibiótico del tipo de la Penicilina, Estreptomicina, VICARPEN o Espiromicina UNIMAST, aplicado por vía intramuscular y repetir la aplicación a las 24 horas, si es necesario; completar el tratamiento con un ordeñado profundo y aplicar o frotar simultáneamente la ubre con POMADA SOCOMVESA.
Según su gravedad por tres a cuatro días seguidos, debe hacerse énfasis en el aseo y vaciado previo de cada cuarto, antes del tratamiento.
En la forma crónica inyectar intramamariamente durante 3 días seguidos.
OXITETRACICLINA, VICARPEN, PANAMICINA L.A o UNIMAST en dosis de 10 ml y secar el cuarto afectado.
Si la vaca sufre de fiebre, es necesario aplicar en dosis altas VICARPEN, PANAMICINA L.A u OXITETRACICLINA asociada con antinflamatorio antiprostaglandínico como el FADYNE A4 vía intramuscular, durante 2 días.

Gentil Trujillo

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 21/05/2008
Edad : 26
Localización : Ibague-Bucaramanga

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.