Garrapatas del Ganado Bovnio Parte I

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Garrapatas del Ganado Bovnio Parte I

Mensaje  Gentil Trujillo el Miér Sep 03, 2008 8:54 pm

Garrapatas del ganado bovino
(Boophilus microplus, B. decoloratus y B. calcaratus)

Vet. Lucas Drugueri


Definición

Las garrapatas del ganado vacuno son un grupo de parásitos artrópodos hematófagos causantes de una enfermedad parasitaria externa que afecta a los bovinos en todas sus edades, causándoles una anemia perjudicial para la producción e irritación y malestar en los animales.
Cuando una enfermedad cursa con algún tipo de anemia, definiéndose a éstas como la incapacidad de la sangre de transportar oxigeno, se llega invariablemente a una baja en la producción individual y general del rodeo. Estas bajas en los rendimientos productivos se ven acentuadas en casos tales como animales jóvenes, viejos, hembras lactantes o aquellos cuyo sistema inmunológico esté afectado en forma temporal o permanente.
En cuanto a la distribución existen en la actualidad muchas zonas libres de este mal debido a los intensos planes de erradicación que se han llevado a cabo en muchos países a causa de las pérdidas económicas que este parásito causa. Por ejemplo en Brasil las pérdidas económicas ocasionadas por la infestación por garrapatas han sido estimadas en más de 1000 millones de dólares anuales; en Australia se estima que las pérdidas sean de 100-150 millones de dólares al año; y en Cuba, sólo por el concepto de enfermedades hemoparasitarias trasmitidas por las garrapatas, se ha ocasionado la pérdida de alrededor de 100 000 cabezas en la última década.
Debido a estas grandes pérdidas ocasionadas por las garrapatas la ciencia ha alcanzado avances significativos con respecto a la lucha contra este parásito, como el desarrollo de una vacuna recombinante.

Etiología

Taxonómicamente se puede clasificar a las garrapatas del ganado bovino de la siguiente manera:
Phylum: Arthropoda
Clase: Arachnida
Orden: Acarina
Familia: Ixodidae
Género: Boophilus
Especies: B. microplus B. decoloratus, B. calcaratus
El género Boophilus es vulgarmente conocido como la "garrapata común del ganado vacuno" o "garrapata común con ojos".
B. microplus es conocida como "garrapata tropical del ganado vacuno".

Imagen de macho adulto

Imagen de hembra adulta

Características generales de estas garrapatas: Son parásitos hematófagos de ciclo directo (monoxeno). Pasan toda su vida sobre un solo hospedador, aunque posean una parte de su ciclo de vida sobre el suelo. Las tres especies de garrapatas aquí nombradas son garrapatas duras (poseen escudo dorsal). La superficie dorsal de sus cuerpos es lisa y tiene el margen posterior con festones. Los peritremas están detrás de la coxa del 4to par de patas y el orificio genital está entre las coxas del 2do par de patas. El dimorfismo sexual es evidente la hembra mide entre 10 y 12 mm y el macho entre 3 y 4 mm. La hematofagia es continua y lenta.

Ciclo biológico

La hembra deposita y aglutina de una vez entre 2500 y 300 huevos en el medio gracias a la secreción protectora de una glándula que ella posee y en un lapso de tiempo que depende del clima. De éstos, luego de un período de incubación que va desde los 21 a los 27 días en verano y hasta 80 días en invierno, nacen las larvas. Estas tienen 3 pares de patas y deben subirse al hospedador para poder alimentarse de su sangre. Para poder subirse al bovino, las larvas utilizan los pastos o el suelo donde éste se encuentra, una vez que alcanzó la piel del hospedador se alimentan y luego mudan en el medio a ninfas en aproximadamente 9 días. Estas últimas poseen 4 pares de patas, son también hematófagas, y deben alimentarse de sangre para poder transformarse en machos a los 4,5 días y en hembras a los 5,5 días (el ciclo biológico de esta garrapata posee un solo estadio ninfal).

En el estadio adulto hay dimorfismo sexual, la hembra es mucho más grande que el macho. Una vez alcanzada la madurez sexual copulan y la hembra debe alimentarse hasta que se llena de sangre, luego cae al suelo y busca un lugar protegido para poner los huevos. Una vez que los depositó la hembra muere.

La duración del ciclo varía dependiendo de las condiciones climáticas, ya que dependiendo de éstas las larvas pueden o no estar más o menos tiempo esperando al hospedador. En cambio la parte del ciclo que se cumple sobre el animal (ciclo de vida parasitaria) no varía ya que las condiciones ambientales las crea la humedad y calor del cuerpo del bovino y es de 23-24 días. Desde que la larva alcanzó al hospedador hasta que se transformó en hembra ovígera (repleta de sangre y huevos) el ciclo se cumple todo sobre el mismo animal.

Signos y síntomas

Además de la visualización de las garrapatas (agente causal o etiológico) sobre el animal hospedador podemos enumerar los siguientes signos y síntomas:
1) Las garrapatas son agentes trasmisores de enfermedades ya que:

a. son hospedadores definitivos de la Babesia trigemina y Babesia argentina, que son parásitos productores de la babesiosis (o fiebre tic), enfermedad de los bovinos ampliamente distribuida. La babesiosis produce malestar, decaimiento, aletargamiento en los animales y pérdida de la coordinación.
Otros síntomas: hepatomegalia, esplenomegalia, ictericia y muerte.
b. transmiten en los bovinos la anaplasmosis, debido a que es hospedador de Anaplasma marginate.
c. Y además B. microplus transmite la piroplasmosis, causada por Babesia divergens y B. bovis. Y la fiebre Q (Rickettsia burnetti)

Tanto la piroplasmosis como la anaplasmosis pasan por herencia a través del huevo de la garrapata, de modo que las larvas ya nacen capaces de transmitir la enfermedad, siempre que se cumplan las condiciones favorables del medio (temperatura y humedad) y las condiciones del hospedador (estado general, fisiológico, etc.).
Por lo tanto, la infestación por garrapatas trae aparejado muchos síntomas no propios, sino de enfermedades que ellas transmiten.

2) La anemia que producen en los hospedadores puede ser desde la más insignificante hasta la que puede producir la muerte, siempre dependiendo de la carga parasitaria, del estado general del animal (de su condición fisiológica) y del ambiente.


3) El prurito y el dolor que produce la garrapata al succionar sangre del hospedador y las lesiones que esto trae aparejado, como la formación de eritemas, vesículas y costras se hace evidente (se pueden formar también pústulas en caso de contaminación bacteriana secundaria).
El rascado lleva a una formación aún mayor de las lesiones y a la caída del pelo. Las garrapatas y las lesiones que ellas producen se encuentran en todo el cuerpo pero especialmente en la tabla del cuello y la entrepierna. La irritación y el estrés de los animales llevan a que éstos sufran de una baja en su rendimiento productivo que se suma al efecto negativo que produce la anemia.

4) La depreciación económica de los cueros provenientes de animales que sufrieron de esta parasitosis, ya que al alimentarse la garrapata perfora con su probóscide la piel de los bovinos.

5) Si la carga parasitaria sobre el animal es muy alta el desmejoramiento corporal general de los animales es muy evidente.

Patogenia

Las garrapatas, como ya se dijo anteriormente, son parásitos hematófagos, y debido a esto producen cada vez que se alimentan una úlcera en el punto de incisión porque atraviesan la piel del hospedador y una placa eritematosa alrededor de dicho punto. La piel reacciona contra la irritación, formándose una inflamación serosa, descamación y baja local de las defensas, por pérdida de sustancia. En caso de existir una contaminación por colonización de bacterias u hongos, la inflamación serosa se torna purulenta o sero sanguinolenta debido a la reacción cutánea y las vesículas se transforman en pústulas. Otras enfermedades que pueden aparecer debido a la perforación de la piel son las miasis.

Por supuesto que sus hábitos alimenticios son los que llevan a la anemia característica, que repercute en el animal produciéndole una menor producción debido a la incapacidad de la sangre de nutrir y oxigenar a los tejidos corporales en general. Además se agrava todo esto cuando hay una menor irrigación sanguínea de órganos vitales.

Diagnóstico

El diagnóstico de esta enfermedad se realiza analizando los signos y síntomas antes descriptos: Diagnóstico clínico; y observando al parásito a simple vista sobre el animal en diferentes regiones corporales: Diagnóstico etiológico. (Hay que tener en cuenta la historia clínica del rodeo y de la zona).
Como diagnóstico diferencial se puede nombrar a otra garrapata que afecta tanto al bovino como a otras especies (perro, etc.): Otobius megnini, que se diferencia del género Boophilus porque sólo los estadios de larva y de ninfa son los que se alimentan. Además su superficie dorsal se encuentra revestida de espinas (de aquí el nombre vulgar de "garrapata espinosa". El tratamiento de O. megnini es el mismo que para las garrapatas del género Boophilus.


Tomado de
http://www.zoetecnocampo.com/foro/Forum31/HTML/000226.html

Gentil Trujillo

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 21/05/2008
Edad : 26
Localización : Ibague-Bucaramanga

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.